Los 10 mejores congeladores verticales y horizontales de 2019

Elegir bien el congelador que te vas a comprar es bastante importante y no nos estamos refiriendo a la parte estética precisamente. Hablamos de la parte de ahorro energético como la más importante. Así pues, en este artículo te ayudaremos a escoger el electrodoméstico que mejor se adapte a tus necesidades.

Entonces, empezamos con un listado de los más vendidos en Amazon con su valoración y precio para que puedas compararlos.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprar un congelador?

Tanto el congelador como la nevera son dos electrodomésticos que están consumiendo energía a lo largo de todo el día. No es como una tostadora o un microondas que solo gastan cuando los usas; un congelador siempre está generando frío para mantener tu comida perfecta. Además, hay estudios que aseguran que un 20% de la luz que pagamos a final de mes viene de este electrodoméstico.

1. Eficiencia energética

Así pues, tanto en el caso de las neveras como en la de los congeladores, la eficiencia energética debe ser el punto más valorado antes de comprar nada. A pesar de que siempre se recomienda comprar electrodomésticos de mayor eficiencia (que tengan la pegatina de la letra “A”, “A+” o “A++”), en este tipo de productos aún es más importante. Seguramente el producto será más caro de buenas a primeras (al comprarlo), pero a la larga, verás como lo notas en las facturas de la luz, ya que como gastan mucho menos, ahorra mucho dinero.

Eficiencia energética de un congelador / Crédito: Aranda iluminación

 2. Temperatura de congelación

A la hora de comprar, debemos asegurarnos de que el modelo es capaz de mantener una temperatura constante de -20 grados. Esta temperatura es la que se recomienda para mantener alimentos como el pescado en buen estado.

3. Tamaño del congelador

Parece obvio, pero creemos que es importante recalcar este aspecto. No es lo mismo si en casa hay 2 personas que si hay 4 o 5. Debemos ser conscientes del espacio que necesitamos para almacenar nuestra comida sin que nos sobre ni nos falte. Claro está que si somos dos no hace falta comprar un congelador enorme ya que gasta más energía (al tener que enfriar más espacio) y esto se notará a final de mes en la factura. Así pues, debemos plantearnos si necesitamos un congelador pequeño o uno de más grande dependiendo de nuestras necesidades.

Luego, si la familia es numerosa, una muy buena opción es poner un congelador vertical en la cocina (o utilizar el congelador que ya viene muchas veces en la parte superior de las neveras) y luego uno de horizontal en el garaje, por ejemplo. Dicho esto, veamos las ventajas de cada uno de los tipos.

Ventajas de un congelador vertical

  • Todo está más ordenado ya que hay cajones. Así pues, es más fácil localizar todo lo que tienes almacenado.
  • Puedes congelar líquidos sin tapar y sin que se derramen. Por ejemplo, bandejas de cubitos de hielo.
  • Necesitan menos espacio (igual que una nevera).

Ventajas de un congelador horizontal

  • Cabe mucho más que en los verticales.

Sobre el autor

Laia Sanahuja

Máster en Marketing Digital y Comercio Electrónico por EAE Business School y UB. Ponente en conferencias sobre Marketing (Internet, SEO, ASO, Apps...). Amante de la tecnología, internet y todo lo relacionado con los smartphones.

Deja un comentario